Casona abandonada

El resurgir de la casona de Chujlomá

Cerca de la ciudad de Chujlomá, a 550km al noroeste de Moscú, se encuentra una casona de ensueño oculta entre bosques y pequeños pueblos. Esta casa llegó a estar a punto del colapso debido a su estado de abandono. Por suerte, gracias a la ayuda de unos voluntarios moscovitas, la casona ha podido ser restaurada para que podamos disfrutar de ella tal y como era originariamente.

Casona abandonada

La historia de la casona

Diseño de la casona
Diseño original de la casona para la revista “Motivos del arte ruso”

La casona de Chujlomá destaca por su belleza y sus grandes dimensiones. Fue erigida bajo el diseño que el renombrado arquitecto moscovita Ivan Pavlovich Ropet publicó en la revista “Motivos del arte ruso” (“Мотивы Русского Искусства”).  El encargado de su construcción a finales del siglo XIX fue el campesino Martyan Sazonovich Sazonov (Мартьян Сазонович Сазонов), que la presentó como un regalo de bodas para su joven esposa Ekaterina. Aunque Martyan Sazonov era un campesino, contaba con bastantes recursos económicos. Acumuló suficientes fondos para construir esta casona junto con otras dos en Chujlomá e invirtió en la construcción de la iglesia y otros edificios de la localidad.

Propietario de la casona
En esta foto podemos ver en el centro a Martyan Sazonovich Sazonov (1842-1914), dueño y constructor de la casona, y a Ekaterina A. Sazonov (1875- 1950) a su lado, su segunda esposa.

Sazonov fue forzado a dejar la casa poco después de la revolución rusa, que fue confiscada por el gobierno soviético. En 1943 se convirtió en una oficina de correos, una biblioteca y un centro médico. Pero a medida que cada una de estas entidades fueron cesando su actividad, la casona y el pueblo fueron abandonados. Toda la zona quedó a merced de la naturaleza, consumiéndose poco a poco en la espesura del bosque.

Foto antigua de la casona

La restauración

Las obras en una casa de tal magnitud y con una antigüedad de más de 100 años no dejó indiferente a los restauradores. Entre las paredes llegaron a encontrar recortes de periódicos de 1888 y otras épocas. Para su restauración fue necesario talar todos los árboles que había alrededor de la casa y tener en cuenta hasta el más mínimo detalle de su fachada. Además, se tuvieron que asegurar y reforzar aquellas partes de la casa que estaban más dañadas. La torre, la cual estuvo al borde del colapso tras varias décadas de abandono, tuvo que ser retirada y gran parte de sus tablones fueron sustituidos debido al estado podrido de la madera.

Interior de la casona

Otro de los objetos curiosos que fueron hallados durante la restauración, fue un viejo revolver pre-revolucionario, probablemente escondido por el propietario de la casona. Junto con él, también se encontraron varias fotografías y dibujos que permitieron al autor del proyecto de restauración – Andrey Pavlichenkov (Андрей Павличенков) – reconstruir la casa con los detalles originales.

Estado actual
Estado actual tras la restauración exterior

Se sabe que una de las tataranietas de Martyan Sazonov vive en San Petersburgo, y los restauradores piensan enviarle una invitación para que visite la recién restaurada residencia de su familiar.

Vídeo reportaje y noticia del Canal Россия-1

El final de la restauración

Fuente: LifeKostroma, Чухломская усадьба

2 thoughts on “El resurgir de la casona de Chujlomá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *